26 de julio de 2006

Kyoto con Chisa

El fin de semana del 14 de julio, fui invitado por mi amiga Chisa para que visitara Kyoto. La eleccion de esas fechas se debe a que en esos días se celebra alli el festival de Gion.

Así pues, el viernes día 14 me embarque en un avión rumbo a Osaka, donde establecimos nuestra base de operaciones.

Al llegar al aeropuerto de Osaka, en seguida reconocí a Chisa, a pesar de ser la primera vez que nos veíamos en persona. Además también me estaba esperando allí su madre.

Del aeropuerto, fuimos directamente a un hotel para comer una comida asiatica excelente. Cabe destacar el sake chino que tome. Delicioso.

Después de la comida me acercaron hasta mi hotel. Alli se me planteo el primer dilema. Chisa tenia que trabajar hasta las 8, asi que yo iba a estar solo hasta esa hora. Tenía 2 opciones, ir a Osaka y pasear unas horas por la ciudad o quedarme en el hotel y dormir un rato. Me imagino, que los que me conozcais sabreis cuál fue mi decisión...

A las 8 volvimos e encontrarnos en la estación de Osaka, para ir a cenar con el hermano de Chisa. El problema que tuvimos es que estaban todos los restaurantes a parir de gente, pero al final encontramos uno de comida asiatica, principalmente thai, donde pudimos cenar tranquilamente. Por cierto, la comida, bien picante, estaba de vicio!




Sábado día 15

Este día lo ibamos a dedicar a ver todo el día el festival de Gion, recorriendo todas las calles posibles y viendo todas las carrozas, Hoko y Yama. La cosa es un poco parecida a las fallas, porque las carrozas estan alli plantadas hasta que el día 17 las pasean por las distintas calles.

Veamos unas fotos de distintas carrozas y sus componentes.


.


.


.


.


.



Después de pasear un largo rato por las callejuelas viendo las carrozas, decidimos cambiar de aires y nos fuimos a visitar el santuario de Heian Jingu . Del que además del gigantesco Torii, cabe destacar su precioso jardín, donde se respira paz y tranquilidad.



Después intentamos visitar un templo budista, pero ya eran más de las 4 y ya estaba cerrado, asi que sólo paseamos por sus alrededores. El templo en cuestión es la sede principal de una de las distintas sectas presentes en el Budismo.




Esta es una típica callejuela de Kyoto, donde puedes encontrar selectos restaurantes donde suele haber alguna Geisha para atender a los clientes.

Y este es nombre de la calle en cuestión. Tiene la particularidad de que la lectura de estos Kanjis es especial (lo siento pero no la recuerdo....gomen)


Después de todos estos paseos, volvimos por el festival, para ver las carrozas con los farolillos prendidos e intentar escuchar la melodía típica de dicho festival.


.

La melodía que os comentaba antes, la tocan desde la parte alta de la carroza, y están alrededor de una hora tocando sin parar.




Por último, antes de volver a Osaka, fuimos a cenar a un restaurante, donde Chisa se reencontró con una amiga que no veía desde que acabó el colegio. Aunque las dos se pusieron a charrar como si nada. Fue muy divertido!


Viernes día 16

Este día lo aprovechamos para visitar algo de Kyoto, aunque con mucha calma, ya que el día anterior habíamos andado como locos y estabamos reventados. Al final pudimos ver 2 templos, Kiyumizudera y Sanjusangendodera

En primer lugar, una foto chorra de las vistas desde mi habitación del hotel.



Aqui me podeis ver a la entrada del templo de Kiyomizudera, purificando mi cuerpo antes de entrar.






Vistas desde la terraza del templo. Se dice que si saltas desde la terraza y caes con vida, tus deseos se cumpliran. Yo pase de intentarlo.

Dentro del templo también hay un santuario dedicado al amor. Aunque da más la impresión de que esté dedicado a sacarle los yenes a las adolescentes japonesas...

Dentro del santuario hay 2 piedras y se dice que si tocas la primera y consigues ir hasta la siguente andando con los ojos cerrados, encontraras a tu amor verdadero....

Desde aquí se puede ver la terraza de los saltos.


Estas callejuelas están por los alredores del templo y están llenas de tiendas para sacarles la pasta a los turistas, aunque se pueden comprar cosas muy interesantes.

Y este es el templo de Sanjusangendo, cuya peculiaridad es que dentro hay 1001 figuras de Buda puestas en varias filas. La verdad es que es muy bonito, pero está prohibido hacer fotos dentro. Así que si lo quereis ver, tendréis que venir a Kyoto.



Después de visitar este templo volvimos rápido a Osaka, para poder disfrutar de una cena tradicional japonesa, que resultó ser excepcional. Lástima que no hiciera fotos!

Bueno, esto ha sido todo sobre mi viaje a Kyoto. La verdad es que fue una experiencia impresionante. Kyoto es una ciudad muy muy bonita!

Podeis ver más fotos del viaje aquí.

Además me sirvió para conocer a Chisa y a su familia en persona y resultaron ser, como no podía ser de otro modo, gente encantadora.

Muchas gracias por todo!

1 comentario:

m dijo...

Estoy en Kyoto para unos dias,y me encanto tu descripcion,y la encantadora chisa.
Donde estaras ahora.